El IPV recibió a los vecinos de las 300 viviendas que tienen problemas con el servicio de gas.

El vicepresidente del IPV, Roberto Lorente, recibió a los vecinos del barrio “300 viviendas” por los problemas suscitados con la extracción de medidores de gas, debido a que las instalaciones presentaban en algunos desperfectos. Lorente destacó que el IPV no tiene ninguna responsabilidad sobre esta situación y explicó que el inconveniente tiene que ver con una falta de mantenimiento.

El vicepresidente del Instituto recibió a un grupo de vecinos que se acercaron a las oficinas del IPV, afirmando inicialmente  que las obras estaban mal construidas, «el IPV dentro de una resolución reglamentaria vigente tiene previsto el otorgamiento de créditos para reparaciones y mejoras de viviendas y eso es lo que se les ofreció» explicó Lorente.

Según explicaron los vecinos, la situación tuvo como factor desencadenante la intoxicación de una persona en un departamento, por lo que intervino Camuzzi, constatando que había monóxido de carbono, “sucede que algunos vecinos habían cambiado artefactos en algunos casos, que no fueron declarados ante Camuzzi, entonces la empresa se encuentra con modificaciones fuera de las normas, desencadenando la situación«.

El funcionario explicó que cuando el IPV entrega una vivienda “a cada adjudicatario se le entrega una carpeta con el manual de mantenimiento, un instructivo sobre la limpieza periódica, la garantía de los artefactos colocados y el formulario de aprobación de Camuzzi y de la Dirección de Energía, para que ellos mismos hagan el trámite de conexión de medidores a su nombre. Antes no se hacía así, sino  que el IPV -INTEVU, en aquella época- entregaba las viviendas ya en funcionamiento”.

Recordó además que cuando se entregaron esos edificios estaba Gas del Estado y con el paso del tiempo se cambiaron algunas normas, incluso las formas de realizar las inspecciones, “cuando se hace la inspección, Camuzzi ahora indica que se debe poner todo bajo la norma actual y eso lo tienen que hacer todos sin excepción”.

Finalmente agregó que debido a esta situación en particular los adjudicatarios de los departamentos podrán gestionar créditos si consideran que no pueden afrontar los gastos que demandan las refacciones solicitadas para volver a conectar el servicio de gas.

Ante esta problemática, Lorente destacó la importancia de la conformación de los consorcios en las propiedades horizontales, como en los PH ya que es una forma de controlar el mantenimiento constante de los edificios, evitando así situaciones indeseadas; “desgraciadamente no son la mayoría de los edificios los que tienen conformados los consorcios y se debe tomar conciencia de que es algo muy importante”.