Vuoto: “No voy a permitir bajo ningún aspecto la usurpación de tierras en Ushuaia”

La Municipalidad y la Policía provincial recuperaron tierras que habían sido usurpadas. Después del operativo de desalojo quedaron detenidos los tres líderes del grupo que intrusó. Atacaron a los efectivos policiales con una garrafa prendida fuego, lanzas de madera y piedras. Dos efectivos resultaron con quemaduras en el cuerpo. Los detenidos quedaron incomunicados hasta el lunes. La Municipalidad realizará en las próximas horas la denuncia penal contra los instigadores.

“No voy a permitir bajo ningún aspecto la usurpación de tierras en Ushuaia”, ratificó el intendente Walter Vuoto, luego del operativo conjunto entre la Municipalidad y la Policía provincial, que permitió desalojar terrenos de una agrupación de boy scouts que habían sido intrusados por un centenar de personas durante la madrugada. Tres personas fueron detenidas y quedaron incomunicadas hasta el lunes. Dos efectivos resultaron con quemaduras en el cuerpo luego que el líder del grupo abriera una garrafa frente al fuego, poniendo en riesgo a mujeres, niños, funcionarios y empleados municipales. La Municipalidad realizará en las próximas horas la denuncia penal contra los instigadores.

El operativo de desalojo comenzó luego de la intervención de los funcionarios municipales que dialogaron extensamente con los hombres y mujeres con niños que estaban en el lugar. Durante 14 horas, se les ofreció toda la estructura y posibilidad del Estado Municipal para encontrar solución a la situación particular de cada caso.

El grupo de usurpadores, liderado por una persona con antecedentes policiales que quedó detenida, estaba integrado en su mayoría por personas de nacionalidad extranjera con poca residencia en la ciudad, que lamentablemente fueron llevados al lugar como parte de una maniobra política contra la gestión de regularización de tierras. No había en el lugar referentes o vecinos de los barrios informales que se encuentran trabajando con el Municipio.

La mayoría de los vecinos aceptó trasladarse al centro comunitario del barrio Kaupén, donde se encontraban asistentes sociales, médicos, personal de la Secretaría de la Mujer y trabajadores de las distintas áreas vinculadas a la Secretaría de Política Social. Sólo un pequeño grupo intentó que no pudiera descomprimirse el conflicto, justamente los que arrojaron una garrafa de gas sobre la fogata que mantuvieron encendida durante el día.

Hacia la solución del conflicto

En horas de la madrugada, la Secretaria de Hábitat Teresa, Fernández, se acercó al lugar para hablar con los vecinos acompañada del Secretario de Gobierno, Oscar Souto. En la zona los ocupantes habían realizado un acampe, con el armado de refugios de plásticos atados a los árboles, sin que se registren construcciones. Los funcionarios municipales dialogaron con las personas presentes y explicaron la política de ordenamiento urbano que se lleva adelante desde la gestión del intendente Vuoto. Se solicitó el desalojo del lugar y la intervención por parte de las áreas sociales y de planificación del Municipio. Un grupo de personas dejaron el lugar, pero no la totalidad.

En horas de la tarde, se montó un dispositivo de atención integral para las personas que hacía horas que permanecían en los terrenos de la agrupación Scout y funcionarios de distintas áreas sociales se establecieron en la sede del barrio Kaupén, próxima al sitio ocupado para registrar la situación de cada caso y atenderlo integralmente y de acuerdo a las posibilidades.

Se solicitó la presencia de la Policía Provincial, que rodeó la zona con gran número de efectivos y la Secretaria de Política Social, Sanitaria y Derechos Humanos, Malena Teszkiewicz, acompañada del Subsecretario de Gobierno Omar Becerra y de Marcelo Maciel, del área de prevención de adicciones, encabezaron la reunión con los vecinos.

“Sabemos lo que les pasa y queremos resolverlo, pero tenemos que resolverlo juntos. No venimos a mentirles, venimos a pedirles que bajemos ahora, todos juntos al Kaupén y que registremos caso por caso para ir acompañando las distintas situaciones. Los están esperando médicos, asistentes sociales, algo caliente para tomar, toda la estructura de la municipalidad para acompañarlos y para resolver”, les comunicó la funcionaria municipal.

Y aclaró enfáticamente y en más de una oportunidad que “hoy se van de acá”, e invitó a hacerlo en forma dialogada.

Los vecinos pidieron debatir entre ellos y luego dar una respuesta. Transcurrido un tiempo prudencial y luego de dos horas de diálogo, los funcionarios anunciaron a los presentes que los esperaban en el centro comunitario.

Cuando tras más de 14 horas de negociaciones las familias finalmente accedieron a desocupar el bosque público, uno de los líderes del intrusamiento, con evidente intención de romper el acuerdo y evitar el retiro de las familias, abrió dos garrafas de gas, las prende fuego, y arrojó una de ellas sobre el personal policial.

Mientras, la rápida intervención de un grupo de efectivos evitó que el accionar de esta persona y quienes lo secundaban provocara una tragedia, el resto contuvo a las personas, la mayoría mujeres y niños.

Los instigadores de los incidentes fueron detenidos por la Policía, y posteriormente retiró los troncos talados, plásticos y otros elementos utilizados en el acampe.

Cabe mencionar que la gran mayoría de las familias que participaron en la ocupación concurrieron al centro comunitario del barrio Kaupén, tal como habían acordado con los funcionarios municipales, donde integrantes de las secretarías de Desarrollo Social y de Derechos Humanos relevaron la situación particular de cada grupo.

El intendente Vuoto remarcó que se trató de una “maniobra política”, en tanto resaltó que entre los usurpadores “no había ningún referente de los barrios informales”, a quienes valoró porque ” vienen trabajando junto a esta gestión para encontrar una solución definitiva a la demanda habitacional”.

También advirtió que hay “intereses económicos que hemos tocado en el cuidado de los espacios públicos que buscan quebrar el esfuerzo que estamos realizando para trabajar con los inscriptos en el registro de Demanda Habitacional y la regularización de los barrios informales”.