El Ministro Díaz cuestionó la decisión de no detener a los agresores de los policías

El ministro de Gobierno de la provincia, Gastón Díaz, cuestionó hoy la decisión de la Jueza Cristina Barrionuevo de no detener a los agresores de los policías que fueron agredidos mientras custodiaban el fin de semana los sectores que se intentaron usurpar en la capital de la provincia.

“Estuvimos durante el fin de semana hablando diréctamente con la jefatura de Policía, lo que hemos tratado de mostrarle es nuestro acompañamiento para el accionar firme que le hemos pedido que tuvieran respecto de estos hechos como las usurpaciones”, dijo esta mañana.

El funcionario dijo que “las agresiones de ayer fueron muy fuertes para dos efectivos, hoy queríamos visitar al efectivo Zárate para trasmitir nuestro acompañamiento por la valentía que ha mostrado en el ejercicio de su función, pero estaba en distintos tratamientos médicos, así que seguramente lo visitaremos en los próximos días”.

“Hemos podido avanzar en la investigación a partir de que se identifica a las personas, la libreta que se estaba identificando se alcanza a anotar los nombres de uno de los menores que estaba identificando, y a partir de ahí comienza la agresión al personal policial”, explicó.

Respecto a la resolución de la jueza Cristina Barrionuevo de no detener a los agresores señaló que “vamos a tener una reunión este mediodía en la jefatura con las autoridades policiales para que podamos analizar el por qué no se detuvo a los agresores”.

Y remarcó que “sorprende muchísimo que no los hayan detenido, nosotros estamos desde la parte política demostrando un acompañamiento fuerte hacia las fuerzas policiales en cuanto a que muestren firmeza a la hora de tomar decisiones como las que se tomaron el fin de semana, y de parte de la justicia nosotros también necesitamos ese acompañamiento que claramente no lo recibimos”.

“Yo no entiendo lo que ha ocurrido, en el caso de las agresiones de ayer hay varios menores que puede haber sido un motivo, pero también fue identificado un mayor que fue notificado de derechos y garantías y que en función de las agresiones que tiene el personal policial debió ser detenido”, dijo.

En cuanto al joven de 19 años (Sebastián Navas Moreno) a quien también se le encontró el arma robada a uno de los policías dijo que “si bien no es menor a los efectos de la imputación del delito, tiene un régimen especial de minoridad, pero el de 21 (Marcos Calapeña) no existía ningún motivo por el cual no detenerlo, sobre todo teniendo en cuenta la gravedad de las lesiones porque uno de ellos podría tener fractura de maxilar lo cual es gravísimo y podría ser derivado. Para nosotros son hechos por los cuales debería haber sido detenido”.

“Lo que a nosotros nos ha quedado como un sinsabor es que las fuerzas policiales merecen el acompañamiento de la parte política sino también de la parte judicial, por eso seguramente nosotros en los próximos días realizadas las actuaciones vamos a pedir explicaciones sobre lo que se resolvió”, dijo el funcionario que además es abogado.

Finalmente expresó que “de ninguna manera lo que ha pasado va a cambiar la postura del gobierno respecto a una policía que actúe con firmeza”.