ATE anunció paro de actividades para el 24 de febrero

El secretario General de ATE Seccional Río Grande, Carlos Córdoba, se refirió a la situación de los estatales provinciales, la Caja de Previsión y la Obra Social de los estatales y la relación con el gobierno de Rosana Bertone. Cuestionó las medidas tomadas en estos temas en el primer tramo de la gestión, la falta de diálogo con los sectores gremiales y reclamó un incremento salarial para compensar el desfasaje inflacionario. Advirtió que hasta el momento “no se ha puesto un solo tornillo en las escuelas” y anunció un paro de actividades para el próximo 24 de febrero.

“La verdad es que éste nuevo gobierno nos está poniendo en una situación compleja, en virtud a que la Ley de Emergencia Previsional por la situación económica financiera es, a nuestro entender, un ajuste sin precedentes en la provincia que involucra a 20 mil trabajadores – incluidos los compañeros jubilados- que tiene que ver con una ley de ajuste, con la intervención al Instituto; y obviamente el sindicato está trabajando para resistirse a la entrega de los derechos y las reivindicaciones de los trabajadores”, aclaró Córdoba.

El sindicalista dijo que le advierten al Gobierno que están dispuestos a “dar la pelea frente a éste ajuste, que como en viejas épocas van a pagar los trabajadores”. Sin bien reconoció que falta conocer los decretos reglamentarios de la Ley, aseguró que en la misma “se saca la autarquía al Instituto, se instala la oficina previsional del estado –que viene a ser como una ANSES paralela- perdemos el 82% móvil y la movilidad salarial; se lleva el cálculo del haber de 24 a 120 meses y ahí se pierde entre un 15 y un 30 % del salario; no toman en cuenta las guardias y horas extras para calcular el haber y se avanza en cambiar el Vademécum actual por el de IOMA, con lo cual perdemos muchos beneficios que tenemos en la provincia en provisión de medicamentos y cuestiones que tienen que ver con la salud”.

Marcelo Córdoba también recordó que los directores “no tienen voz, ni voto” y señaló que la conducción del nuevo organismo queda en manos “del Ejecutivo provincial”. Asegurando que “esto no es poco para los tiempos que vivimos” y luego pasó a referirse a la cuestión salarial y el incremento en el costo de vida.

En éste último sentido el secretario General de ATE expresó que “hoy el costo de vida en la provincia de Tierra del Fuego es altísimo y hemos perdido el poder adquisitivo. El salario se ha devaluado en forma estrepitosa y son temas muy profundos para lo que se viene del año”.

El dirigente estatal lamentó que no se haya avanzado en abrir canales de diálogo con los trabajadores, recordando que desde ATE se presentaron proyectos relacionados con éstos temas que preocupan. “Pero no se nos ha tenido en cuenta en absoluto y hay una subestimación de nuestra organización. Creo que hubo un momento para construir consenso y diálogo, en favor de la paz social en la provincia y de su normal funcionamiento; hoy tenemos que salir a luchar para defender nuestros derechos y recuperar un salario que ha perdido su valor frente al proceso inflacionario”, remarcó.

El gremialista anticipó “acciones de protesta” y confirmó la decisión, en el plenario realizado en Tolhuin ésta semana, de realizar “un paro de actividades para el día 24 de febrero, que podría revertirse si encontramos un camino de diálogo y de apertura, buscando la solución para problemas que tenemos no solo los trabajadores estatales, sino también muchísimos compañeros que se están viendo afectados por éstos días, como es el caso de los compañeros de planes que vienen trabajando desde hace años con tareas de planta permanente”.

Por último denunció que hasta el momento “no se ha puesto un solo tornillo en las escuelas” y aseguró que por las condiciones edilicias “se podría ver afectado en normal comienzo de las clases, porque hasta ahora no han hecho nada”.

Fuente: Infofueguina