Gran Bretaña reiteró que su postura sobre las Islas Malvinas no cambiará

El embajador británico en España, Simon J. Manley, aseguró que la posición del Reino Unido sobre el reclamo argentino de soberanía sobre las islas Malvinas “no va a cambiar”, pese a lo cual señaló que su país tiene “una buena relación” con el gobierno de Mauricio Macri.

Tenemos buena relación con el nuevo gobierno del presidente Macri, buenos contactos con él y con su equipo”, aseguró el diplomático británico, que sin embargo ratificó: “Nuestra posición sobre las Falklands (Malvinas) es muy conocida y no va a cambiar”.

Las declaraciones de Manley fueron hechas a la agencia EFE cuando el diplomático fue consultado sobre la posibilidad de que ambos países encaren una nueva etapa en la negociación sobre las islas del Atlántico Sur, sobre las cuales los gobiernos argentinos mantuvieron históricamente el reclamo de soberanía plena.

Durante el Foro Económico Mundial celebrado en Davos (Suiza), hace poco más de dos semanas, el presidente argentino y el primer ministro británico, David Cameron, convinieron en “embarcarse en un nuevo capítulo” en las relaciones bilaterales, según informó -entonces- un portavoz del jefe del gobierno británico. En el encuentro, ambos mandatarios dialogaron sobre la posibilidad de reencauzar las relaciones bilaterales en lo que respecta a la cooperación en materia de energía, ciencia, tecnología, cambio climático y lucha contra el terrorismo.

Tras esa reunión, la canciller argentina, Susana Malcorra, prometió que el Gobierno tendrá una “perspectiva amplia” al momento de tratar el conflicto de las islas Malvinas, a diferencia de la postura “muy dura” que mantuvo el kirchnerismo durante sus gobiernos con respecto a los isleños.

A la vez, la funcionaria dijo en ese entonces que la administración de Macri buscará tener una actitud “evolucionaria” y no “revolucionaria” en la disputa.