Clarín divulgó un particular artículo sobre Ushuaia y la película de DiCaprio

Con algo de exageración y bajo el título “El paraíso donde filmó DiCaprio, furor turístico en Tierra del Fuego”, el medio nacional repasa el tramo que se filmó en el Río Olivia. La exageración no es por lo paradisíaco del lugar, sobre el cual no hay discusión alguna. Aunque el artículo afirma que “miles de turistas” visitan el lugar donde se filmaron dichas escenas, cuando dicha afirmación dista mucho de la realidad. El periodista remata el artículo señalando que dicha película, “cambió las costumbres y los rituales de la ciudad”.

El diario “Clarín” divulgó un artículo sobre los paisajes y las escenas que se filmaron en el Río Olivia donde el autor de la nota, Diego Geddes, se ocupó de “ponerle color” o de exagerar algunas afirmaciones que están muy lejos de la realidad.

En principio menciona los días que restan para la entrega de los premios Oscar donde la gran favorita es The Revenant (“El Renacido”), con 12 nominaciones. “Es la película que Leonardo DiCaprio fimó en Ushuaia el año pasado y que convirtió a la ciudad en un nuevo punto de atracción para los turistas”, señala el autor.

La afirmación resulta cuanto menos desafortunada toda vez que Ushuaia es un destino turístico por excelencia y no desde hace un par de meses, cuando DiCaprio llegó a la capital fueguina para filmar. Más bien la ciudad más austral del mundo es el segundo destino más visitado de la Argentina, después de las Cataratas del Iguazú, desde hace muchísimos años.

Entre otros aspectos, también menciona: “Vinieron desde la televisión francesa para grabar en el lugar exacto. Y los turistas preguntan también por todo lo que tiene que ver con la película. Dónde se grabaron las escenas, en qué hotel se alojó DiCaprio, a qué restaurantes fueron”, dice a Clarín Luis Castelli, presidente del Instituto Fueguino de Turismo.

Dice además el medio que “la película generó un gran debate entre los críticos, sobre todo por el amor/odio que genera el director mexicano, Alejandro González Iñárritu. Pero hay un reconocimiento unánime para la estética y la belleza de los paisajes, responsabilidad del director de fotografía, Emmanuel “el Chivo” Lubezki. “Un fenómeno el Chivo, pegamos muy buena onda. Ellos se fueron muy contentos por haber filmado acá”, dice Martín Latorre, nacido en Ushuaia y productor local. Siempre es difícil explicar qué es lo que hace el productor de una película. En el caso de Martín, sus tareas incluyeron desde buscar a DiCaprio en el aeropuerto, maniobrar motosierras y malacates, coordinar la logísita, los hoteles, los traslados y hasta ocuparse de conseguir caballos parecidos a los que se habían usado en el rodaje de la primera parte, en Canadá. “Por suerte conseguimos unos casi iguales, y además tenían que poder cruzar por los ríos helados. Eso era fundamental. El único problema es que el caballo de Di Caprio tenía una mancha blanca en la cara. Hubo que improvisar una especie de maquillaje, pero para eso había cinco especialistas que habían viajado desde Canadá para dibujar los jeroglíficos que hacían las tribus de América del Norte. Fue todo así: había cinco personas para mover un vaso”, exagera Latorre.

Durante su estadía, DiCaprio aprovechó también para grabar un documental sobre cambio climático con tres científicos del CONICET. La producción le alquiló un catamarán y mientras navegaba por el Canal Beagle, entrevistó al director al geólogo Jorge Rabassa: “Fueron cinco horas de entrevista, en varias tomas. Si hay algo para destacar es que nunca nos hizo sentir su condición de celebridad o de actor famoso”, remarcó Schiavini.

La otra exageración es el cierre del artículo donde hace referencia a la entrega de los Premios Oscar, donde sostiene: “Por eso, el corazón de muchos fueguinos estará con “El Renacido”, la película que cambió las costumbres y los rituales de la ciudad”.

Hasta el momento los ushuaienses viven como lo hacen desde siempre y sin haber cambiado costumbres como lo asevera el matutino porteño.

Fuente: Reporte Austral