Vuoto: pidió inclusión social y terminar con la acumulación de algunos sectores

El intendente Walter Vuoto dejó inaugurado este mediodía el 32° período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de la ciudad de Ushuaia. “No es posible seguir viviendo en un esquema de acumulación de algunos sectores sin inclusión social, vamos hacia una nueva Ushuaia”, comenzó diciendo Vuoto y expresó que eso implica grandes desafíos y el compromiso de “respetar todos, absolutamente todos, los intereses de la sociedad. Venimos a insistirle a la adversidad y vamos a insistir porque creemos en lo que hacemos, porque venimos a hacernos cargo de los problemas de nuestra ciudad”.

Anunció que estará enviando esta semana varios asuntos al cuerpo deliberativo y pidió que la problemática del transporte público esté en la agenda de la ciudad. “En los próximos días vamos a tener una reunión con la empresa, pero tenemos la decisión de que si la empresa no realiza la inversión que tiene que hacer para mejorar el servicio vamos a poner en funcionamiento la empresa municipal de servicios para solucionar de una vez por todas el problema de fondo. La respuesta a los problemas de los vecinos es más Estado y más política”, sostuvo Vuoto.

Diagnóstico

“Es muchísimo lo que hay que reorientar y estamos de acuerdo que hay que hacerlo, en algunos casos de manera gradual y, en otros, con urgencia y hasta el fondo”, dijo. “Sé que ustedes, señores concejales, también quieren un Municipio como institución de todos los vecinos, que esté próximo a sus necesidades a partir de brindar servicios de calidad. No tenemos clientes, tenemos ciudadanos, vamos a gobernar, señores concejales, para los vecinos, para transformar la ciudad que elegimos, la ciudad que soñamos”, manifestó mirando a los concejales y antes de realizar un rápido diagnóstico sobre la situación en la que encontró el municipio.

Los servicios municipales estaban tercerizados, la situación laboral y de revista de un grupo importante de trabajadores estaba en riesgo, superado el porcentaje de contratados de acuerdo a lo establecido por el Convenio Municipal de Empleo y rotos los lazos de confianza con proveedores por deudas acumuladas.

“Desde que asumimos el 16 de diciembre, la decisión política fue de crecer y cerrar con la gente adentro, en medio de un desorden administrativo sin antecedentes hemos respetado a los empleados de planta permanente, transitoria, contratados y pasantes” y agrego “Las irregularidades que encontramos ponían en riesgo a los mismos trabajadores, había más contratados que los que permite el Convenio Municipal de Empleo, y los pasantes, el sector más castigado de la administración municipal, no tenían ningún tipo de estabilidad laboral. Por ello, acordamos con los gremios modificar el Convenio Municipal de Empleo para empezar a ordenar y dignificar el trabajo hacia adentro, porque este espacio político respeta y hace respetar los derechos de los trabajadores. Iniciamos la gestión en diciembre con compromisos por asumir: pago de aguinaldo y deudas de varios meses reclamadas por los proveedores municipales. Y acá me quiero detener en un concepto: una de las cosas más graves que provocó la gestión anterior y que llevará tiempo recomponer es haber roto la confianza que todos los proveedores tenían cuando contraprestaban un servicio a la Municipalidad. Se financiaron una campaña a gobernador con la plata de las Pymes de Ushuaia. Ahora nos toca a nosotros recomponer el valor de la palabra y llevarles tranquilidad en el cumplimiento de los compromisos”, expresó.

Tras estimar que la deuda ronda los 150 Millones, Vuoto argumentó que “nos encontramos con una Municipalidad sin fondos, sin máquinas, sin herramientas y con una ciudad en muy malas condiciones. Tuvimos que acudir al Gobierno provincial para poder pagar el aguinaldo a fines de diciembre, recuperamos materiales en desuso en Servicios Públicos y salimos a bachear las calles con personal municipal y por administración”.

La Deuda Interna

“Sin embargo, ni el estado de las calles, ni la deuda financiera, son lo más complicado que heredamos. Lo más grave es la deuda interna, la deuda social, la nula presencia del Estado municipal en los sectores más desprotegidos de la ciudad. Por ello, comenzamos un trabajo a través de distintas áreas, de manera coordinada, para que por sobre todo, cientos y cientos de chicos se hicieran visibles en la ciudad”.

En este punto, el Intendente puntualizó que “cuando empezamos con las colonias en los barrios altos sólo cuatro de cada cien chicos pasaban la revisación médica y debo agradecer al Ministerio de Salud de la provincia que puso los profesionales para armar un plan sistemático de inclusión que nos permita atender a esos niños”.