Paritaria sin SUTEF: “Se hace imposible llegar a un acuerdo que supere esta crisis”, aseguró Torres

Los representantes del sindicato docente del SUTEF no se presentaron este martes a la reunión paritaria que debía realizarse en el Ministerio de Trabajo. Pese a que sus dirigentes gremiales reclaman permanentemente por los medios que el Gobierno se siente a negociar, al ser convocados formalmente optaron por no asistir y limitarse a presentar un escrito donde exigen la derogación del paquete de leyes previsionales y un 50% de aumento salarial.
Por parte del Ejecutivo, estuvieron presentes el subsecretario de Asuntos Gremiales José Luis Álvarez, y los paritarios de los ministerios de Educación Hugo Schneider y Gabriela Torres, y de Economía, Ítalo Guerra y Diego Pascuas.

Álvarez lamentó que el sindicato haya decidido no presentarse a dialogar con el Gobierno “como sí lo han hecho el resto de los gremios para discutir las condiciones de cada uno de los sectores” y recordó que “el mecanismo de la paritaria es claro: es una negociación donde tienen que estar sentado los representantes de ambas partes. Así lo establece la Ley Nº 424”.
El funcionario aseguró que no obstante “se analizará” la nota remitida por el SUTEF, aunque aclaró que una reunión paritaria no es el ámbito para atender la exigencia de derogación de leyes.
“La negociación colectiva tiene que ver con las condiciones generales del trabajo” puntualizó Álvarez, en tanto que la discusión respecto a las políticas legislativas se debe llevar adelante en otros espacios.
Igualmente “seguiremos buscando el canal normal que es la ley mencionada para llevar adelante la negociación paritaria” aseguró el Subsecretario, remarcando que “vamos a seguir con la convocatoria a sentarnos a discutir en el ámbito de la paritaria, independientemente de cuál sea la actitud de SUTEF”.
Por su parte, la licenciada Gabriela Torres manifestó que “el no presentarse, en principio, imposibilita generar propuestas nuevas que son las que se construyen con el dialogo” y que en ese contexto “se hace imposible llegar a un acuerdo que supere esta crisis que lleva a que nuestros alumnos no tengan clases desde hace más de 40 días en algunos casos, violentando su derecho a la educación”.