“Jamás le hemos pegado a ningún funcionario”, aseguró Esperón

La secretaria general del gremio municipal de Ushuaia, Sandra Esperón, aseguró que están de paro todas las áreas del Municipio, en respaldo a los dirigentes detenidos tras los incidentes de ayer.

Entre los cinco detenidos se encuentra Horacio Gallegos, a quien “fueron a buscar a las tres de la mañana y lo sacaron de la casa. No sabemos en qué condiciones está porque estuvo incomunicado”, manifestó a FM Del Sur.
Aseguró que “casi todas las reparticiones de la Municipalidad hoy están de paro”, en respaldo al dirigente. “Horacio Gallegos tiene 32 años en la Municipalidad y lo conoce todo el mundo”, indicó, negando que sea responsable de agredir al vicegobernador Juan Carlos Arcando.

“Jamás le hemos pegado a ningún funcionario. Arcando dirá lo que dirá, pero nuestros compañeros jamás le han pegado a nadie –remarcó-. Hay gente que se pone en el medio, funcionarios que contestan mal, que ponen el cuerpo o el brazo, o cualquier otra parte del cuerpo para agredir”, dijo, y adelantó una “denuncia porque había gente de civil que fogoneó y estuvo en el forcejeo. Después pudimos detectar que eran policías de civil y tuvimos una discusión con las fuerzas de seguridad por este tema”.

Afirmó que en la refriega había “gente de civil con gente de la policía contratados por ellos mismos para hacer desmanes”.
“Acá se fueron a pedir explicaciones al vicegobernador” argumentó, y dijo que se toparon con “gente que va a provocar una situación para que después Arcando termine diciendo que lo golpearon”.

Dado que se denunció la sustracción de una billetera en la refriega, replicó que “se puede compartir o no nuestro trabajo gremial pero no somos delincuentes ni somos chorros”.

“Estuvimos presentes y en silencio durante todo el acto y fuimos a intentar hablar con el vicegobernador cuando terminó el acto. Fuimos agredidos, nos tiraron gas pimienta, había muchas mujeres y hubo desmanes de policías vestidos de civil y de gente de gremios cercanos al gobierno”, aseveró.

“Tenemos compañeros heridos, golpeados, y funcionarios que nos mandaron a pegar. Hay funcionarios municipales que decían que tenían que pegarme con un palo, con un bastón. Esto lo escucharon compañeras y nosotros vamos a hacer la denuncia a la Municipalidad”, dijo Esperón.

“Hay compañeros nuestros que terminaron en ambulancia e internados. No sabemos en qué situación llevaron a Gallegos a las tres de la mañana y estamos en una situación complicada”, manifestó, y reiteró que como protesta por estos hechos “tenemos la administración cerrada, Servicios Públicos está cerrado, el Juzgado de Faltas, Desarrollo Social, el Polideportivo y los centros comunitarios. Estamos con la Municipalidad parada”.
Fuente: Sur 54