Padres Autoconvocados lograron recolectar 16.094 firmas

Padres Autoconvocados juntaron 16.094 firmas en el marco de la iniciativa popular que busca la declaración de la educación como un servicio de importancia trascendental. “Teníamos como meta las 9600 firmas pero superamos el objetivo. Fue muy bueno salir a la calle, tuvimos una muy buena recepción en toda la provincia con los puestos fijos que instalamos. El proyecto se llevó a Ushuaia, Río Grande y Tolhuin y estamos re contentos”, informó Andrea Ybarra.

“Ahora hay 15 días para verificar la legitimidad de las firmas. Y luego el Juzgado Electoral transfiere el proyecto al Poder Legislativo. Por ahora tenemos que esperar”, informó en Radio Provincia.

Ybarra explicó que “hubo un cambio importante en el proyecto. Cuando pedimos la declaración de la educación como servicio esencial, nos informaron que en Argentina no se logró a pesar de varios intentos. Siendo un servicio esencial se habilita en casos extremos a prohibir la huelga de trabajadores. Cuando nosotros entregamos el proyecto al juzgado electoral, el fiscal Mássimi nos hace una devolución con más información, sugiriendo la figura del servicio público de importancia trascendental, figura creada por la OIT. Esta figura le da derecho de huelga al trabajador docente, pero obliga a todas las partes a llegar a un acuerdo para que el servicio de educación no se interrumpa por tiempo indeterminado. Nos da la garantía de que cuando vayamos a proponer formas de normatizar el trabajo, las partes involucradas deben estar presentes y ver la forma de poder solucionar el problema”.

“Vamos por el derecho a la educación, no solo para que no se pierdan clases por paro, sino que tampoco sea por problemas de infraestructura, que haya recursos necesarios para recuperar la calidad educativa. No queremos prohibir un derecho a huelga, sino llegar a un acuerdo lo más sano posible”, concluyó.
Fuente: Sur 54