Bertone quiere que la ampliación de la Planta Potabilizadora “no se demore más”

La gobernadora Rosana Bertone decidió poner en marcha todo el andamiaje administrativo y financiero para que la obra de ampliación de la Planta Potabilizadora El Tropezón se ponga nuevamente en marcha y no se demore más en el tiempo. Para ello tomó una serie de decisiones que “no buscan poner palos en la rueda al Intendente sino ayudarlo”, aclaró en forma tajante.

En una conferencia de prensa, la Gobernadora advirtió sobre “demoras injustificadas del pago de los certificados de obras de la Nación”, indicando que “veo inoperancia que conspira contra el desarrollo normal de la obra”. Todo esto lo expresó luego de hacer un extenso repaso del estado de ejecución de los trabajos por parte de la empresa Proalsa y las demoras administrativas que llevaron a que a más de cinco años de adjudicada la misma, solamente tenga un 59 por ciento de avance.

Como conclusión del informe que detalló la Mandataria, expresó que “ha habido falencias que han provocado a la fecha, después de 5 años que se toma la decisión política de ejecutar esta obra, que la misma está paralizada y la ciudad de Río Grande no tenga suficiente agua potable por red y que aún son necesario 18 meses más para su finalización”.

Bertone se quejó de los organismos de control, tanto del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad como del Tribunal de Cuentas de la Provincia, indicando que son “demoradores de obras”, indicando que se pudo comprobar que hubo excesivas demoras en la verificación del expediente.

Antes de enumerar las medidas que decidió adoptar para el reinicio de la obra, Bertone dijo que “por más que los Intendente me pongan todos los palos en la rueda que me quieran poner, yo voy a seguir empecinado en hacer lo que se hacer que es agachar el lomo y trabajar” y subrayó que “le hago frente a los problemas, no me escondo”.

Las medidas adoptadas
“He dispuesto una serie de medidas, para la inmediata puesta en marcha de la obra, porque la falta de agua en Río Grande es acuciante, es una emergencia social y ambiental que pone en riesgo a la población. Hay que remediar este problema y para mi es una prioridad”, dijo Rosana Bertone.

Dijo que con el objeto de normalizar el envío de fondos por parte de Fideicomiso Austral se iniciaron gestiones para solicitar la modificación del presupuesto general de la administración nacional del ejercicio 2016 para que se asignen 591 millones de pesos más de créditos al Fondo del Fideicomiso Austral. La solicitud de modificación ya fue realizada en mayo, se encuentra en Hacienda y ahora debe seguir todo el circuito de pasar por el Ministerio de Economía, la Jefatura de Gabinete y luego el Ministerio del Interior e Infraestructura.

“Esto va a permitir regularizar el pago de los certificados de obras, evitando los retrasos y poder avanzar”, dijo Bertone. Indicó que el Gobierno designó un administrativo, con mucha experiencia ante el Ministerio de Economía, para seguir el expediente, de manera que pueda facilitar cualquier gestión que sea necesaria, para hacer todo tipo de trámites.

En cuanto a las medidas técnicas, Bertone dijo que “he instruido al Secretario de Obras Públicas Mariano Pombo para que coordine con la Municipalidad de Río Grande y la empresa contratista, la inmediata puesta en marcha de la obra, adoptando medidas conducentes. Por eso hemos previsto que vamos a adherir al Decreto 916/16 de redeterminación de precios de la Nación”.

También la Gobernadora dispuso que el Secretario de Obras Públicas, Mariano Pombo sea quien supervise la obra y para agilizar las auditorias administrativas y técnicas, se va a tratar que con el Tribunal de Cuentas de la Municipalidad y el Tribunal de Cuentas de la Provincia se pueda coordinar quien va a hacer la intervención, porque tenemos dos intervenciones superpuestas y de qué manera se va a hacer para que no produzca demoras en el tramite de certificados de pago.

Fuente: Reporte Austral