Planta potabilizadora: “Si esto se va a transformar en el caballito de batalla electoral somo unos desubicados”

El intendente Gustavo Melella apuntó contra la intervención del gobierno de Rosana Bertone en la ampliación de la planta potabilizadora. En la conferencia de prensa que realizó ayer la mandataria provincial, lo acusó de ser “inoperante” respecto a los avances de esta obra y decidió designar como supervisor al Secretario de Obras Públicas, Mariano Pombo.“Si esto se va a transformar en el caballito de batalla electoral del gobierno contra nosotros, somos unos desubicados”, manifestó.

“Si quieren ayudar bienvenido sea, la verdad es que no corresponde poner palos en la rueda, son cosas que no hay que anunciarlas ni aclararlas cuando uno tiene recta intención pero la realidad que los fondos para la planta potabilizadora no están demorados por responsabilidad del municipio, viene del fideicomiso austral y nosotros no integramos ese fideicomiso, lo integran tres representantes de Nación y tres de nuestra provincia. La Gobernadora Bertone integraba ese fideicomiso y ella sabe que venían muy trabados los fondos y las cuestiones de fondos por las cuales el dinero no venia y hasta hoy tampoco vinieron”, respondió Melella a los cuestionamientos de la Gobernadora.

“El municipio con fondos propios, porque es decisión nuestra terminarla como sea y así va a ser, tuvo que desembolsar 35 millones de pesos hace tres meses atrás, que tampoco nos devolvieron-remarcó- ojalá el gobierno provincial apure al fideicomiso y que envíen los fondos como corresponden, que le pidan también la valorización de la planta que pidió la empresa y se pueda terminar”, aseveró.

“Si esto se va a transformar en el caballito de batalla electoral del gobierno contra nosotros, somos unos desubicados, porque la realidad es que el agua falta y hay que terminar la planta. Bertone vino en medio de la campaña con el dueño de la empresa a anunciarme que la planta se iba a terminar por sus gestiones en el fideicomiso, después no resultaron, no por cuestiones de ella, porque creo la excedía en ese momento, pero lo mejor que puede hacer el gobierno del provincia es que sus representantes pichen y pinchen para que envíen los fondos el fideicomiso”, insistió Melella por Radio Provincia.

El intendente además recordó que en su momento la Gobernadora “dijo que no tenía más fondos, después salió en una foto con el Ministro Frigerio anunciando que estos fondos estaban garantizados, entonces la verdad unos a veces no entiende”.

“Yo no creo que el gobierno quiera tomar como caballito de batalla esto y decir “nosotros resolvimos el problema de la planta y el intendente no lo hizo” por una cuestión electoral, porque sería una bajeza muy grande y si quieren colaborar nosotros estamos siempre en el mismo lugar trabajando así que bienvenido sea”, consideró.

Sobre la designación como supervisor del Secretario de Obras Públicas, Mariano Pombo, expuso: “A mí no se me consultó nada y Pombo es representante en el fideicomiso, así que si va gestionar la planta como estuvo gestionando los fondos vamos a estar complicados”.

Melella insistió que la Gobernadora como representante en el fideicomiso “sabía lo que pasaba y tenía una excelente relación con Julio De Vido, donde podía destrabar muchas cosas en su momento y hoy se saca fotos con mucha gente del gobierno nacional, entonces tranquilamente podría pedirles que envíen los fondos, me parece que se monta todo un escenario, diciendo que somos todos inoperantes y ellos van a resolver el problema de los riograndenses y eso no corresponde cuando el gobierno provincial tiene tantas cosas por solucionar”.

“La provincia puede colaborar pero no intervenir, porque la empresa tiene un contrato con el municipio y pueden trabajar con nosotros, en eso no hay ningún inconveniente”,aclaró.

Ahora yo me pregunto ¿en qué cambia que la provincia se haga cargo de la obra con los fondos del fideicomiso, quiere decir que lo están trabando a propósito para dejarnos mal a nosotros y hacerla ellos; y que cuando la asuman van a mandar los fondos, es una chicana entre el gobierno nacional y la provincia?-interrogó-. Me parece que sería muy grave”.

El conflicto por el conflicto mismo no es bueno para la provincia y generarlo con los intendentes, no entiendo con qué necesidad”, apuntó.

“Salen con tanta virulencia con el tema de la planta, y uno sospecha otra intención, que acá se hace lo que yo digo y punto, como patrón de estancia, pero esto no es así. Vivimos en una democracia”, concluyó.