Nuñez negó haber asesinado a Nilda

El detenido por el crimen de Nilda Mabel Núñez ocurrido en Tolhuin, negó haber asesinado a su pareja y ante el Juez, solo manifestó “Yo no cometí ningún delito”, esas fueron las únicas palabras que Aldo Javier Núñez menciono en presencia del magistrado y luego se negó a declarar, disponiendo que el mismo continúe detenido.

Nuñez fue trasladado a los Juzgados Provinciales de Rio Grande mediante un impresionante operativo de seguridad por personal de Servicios Especiales de la Policía de Tierra del Fuego, desde Tolhuin.

El acusado del horrendo crimen y descuartizamiento de la mujer que se encontraba embarazada de mellizos, fue trasladado con chaleco antibalas y un pasamontañas de color negro que solo permitía observar sus ojos. En todo momento, Núñez fue secundado por al menos media docena de efectivos munidos de armas largas.

La fuerte custodia se debió a la posibilidad de que vecinos autoconvocados pudieran intentar lincharlo y hacer justicia por mano propia, a partir de las protestas que se desarrollaron en las jornadas previas tanto en Ushuaia como en Río Grande y Tolhuin.

“Yo no cometí ningún delito”, fueron las únicas palabras que Núñez esbozó ante el juez Andrés Leonelli. Secundado por su abogado de oficio, Mariano Sardi, el único imputado por el aberrante femicidio hizo uso de su derecho de no ampliar su declaración y por ello fue trasladado a la Unidad de Detención 1, donde aguardará la resolución de su futuro judicial.

Prosigue la investigación: El fiscal Eduardo Tepedino brindó una conferencia de prensa ayer por la mañana y allí expresó que “se llevó a cabo la indagatoria del detenido por este hecho lamentable y la investigación comenzó con un paradero, como todos conocen, y en algún punto de esa investigación surgieron dudas y sospechas que al personal policial llevó a dar intervención a la Justicia”.

“A partir de allí, con los indicios primarios, instruimos algunas medidas entre ellas el allanamiento que arrojó el resultado por todos conocido”, develó y añadió: “El pedido de paradero lo radicó una amiga el 30 de junio, haciendo saber que hacía unos 15 o 20 días que no tenía noticias de Nilda Núñez.

En cuanto a la situación de Aldo Núñez, precisó que “continuará detenido, hizo un breve descargo, básicamente negó estar vinculado al asesinato y se negó a continuar contestando preguntas. A partir de mañana (por hoy), comienza a correr el plazo de diez días para que el juez resuelva su situación”.

Asimismo, se refirió a las versiones que dan cuenta de una supuesta confesión delante de efectivos policiales al momento de su aprehensión y sobre ello, Tepedino fue tajante: “Los comentarios no surgen de la causa, no hay nada donde él haya manifestado al respecto y más allá de eso, sus dichos no pueden ser tenidos en cuenta porque no fueron vertidos respetando sus debidas garantías, si es que ocurrieron como se menciona. Lo que vale es lo que dijo en la audiencia”.

“El hallazgo fue lamentable”, relató respecto a cómo fue encontrado el cuerpo de la mujer. Además, dijo que “uno de los miembros inferiores fue hallado debajo de una de las camas y luego, con el rastrillaje que se hizo en la zona, a unos 22 metros de la vivienda, se encontró una valija donde estaba el resto del cuerpo”.

“Al lugar se llegó por medio de un rastrillaje desde la vivienda y lo que llamó la atención fue el hallazgo de una valija de color rojo, cubierta por unos yuyos, que cuando la abrieron se encontraron con el macabro hallazgo”, contó en Fiscal.

A su vez, confirmó que “por el momento no se puede determinar la causa de la muerte, La autopsia se hizo el sábado y hay indicios, no es concluyente el resultado, pero se puede presumir que fue por asfixia aunque no fue concluyente la autopsia”.

Finalmente Tepedino adelantó que “ahora resta que se incorpore las pericias en el lugar y después de eso, todos los indicios científicos encontrados deben ser sometidos a peritajes genéticos, lo cual va a llevar un buen tiempo, no va a ser inmediato, pero se están incorporando todas las medias que el juez ordenó”.

Fuente: Crónicas Fueguinas