Gonzalez Paduan confesó que a su bebé lo mató en un descampado

Andrea Paola Gonzalez Paduan (26), había confesado que a su bebé recién nacido lo había asesinado a golpes de puños y patadas, ahora se conocieron más detalles de su declaración ante la Jueza de Instrucción Penal Nº2, María Cristina Barrionuevo, la cual duro más de cinco horas.

Allí Gonzalez indicó el lugar exacto donde dio muerte al bebé, relatando: “Lo maté a golpes y patadas en un descampado que hay detrás de la Escuela 3 y 34 en el Barrio Brown”, dijo la mujer a la Jueza.

Desde la Justicia se ordenaron pericias psicológicas a Gonzalez antes de su declaración indagatoria, tras lo cual los peritos del Poder Judicial indicaron que la mujer era totalmente consciente de sus actos, por lo que se estima que la misma podría ser procesada por “Homicidio agravado por el vínculo y alevosía”, que tiene penas máximas de reclusión y prisión perpetúa.

 

Gonzalez Paduan en su declaración desvinculó a su familia del hecho y confirmó que fingió, en todo momento antes ellos, no estar embarazada manteniendo oculta esa situación, incluso cuando ya la policía la tenía plenamente identificada por el hecho y era intensamente buscada, dejó a la familia al margen de la investigación. Sobre su ingreso al Hospital la mujer manifestó que brindo datos falsos, dando como nombre el de Belén Solari.

En cuanto a como ingreso el cuerpo ya fallecido del bebé a la casa de sus padres, la misma indicó que desde el lugar donde lo mató en inmediaciones del barrio Brown y la casa sus padres, hay un par de cuadras que cruzó por el puente peatonal que hay sobre Damiana Fique, ingresó a su casa y escondió al bebé en el placard de la habitación de la madre.

Por ese motivo, cuando el personal policial se apersonó a la vivienda ubicada en Marcos Zar Nº 360 del barrio Solier, Ramón Héctor González e Isabel Magdalena Paduan, y su hermana Gabriela González Paduan, quienes se encontraban en la vivienda con dos hijos pequeños, negaron todo rotundamente, alegando que allí no habia una persona que se llamara Belen Solari y mucho menos alguien que tuviera un bebé recién nacido.

Inclusive ante la insistencia policial les sugirieron a los efectivos que “podría ser que la persona que buscaban viva en Marcos Zar Sur. Esto es Marcos Zar Norte. ¿Por qué no buscan por allá?”, le decian a los uniformados.

Pero las sospechas de uno de los efectivos al observar una pequeña mancha de sangre al ingreso de la vivienda y la comunicación con el Juzgado quien dio la orden de allanamiento, hizo que Andrea Paola Gonzalez Paduan saliera del fondo de la vivienda y reconociera, llorando, que habia dado a luz a un niño esa mañana, ante la mirada desconcertada de los familiares que no lo podían creer.

En tanto personal Policial, quienes participaron del hallazgo, indicaron que fue conmovedor descubrir envuelto en una manta ensangrentada el bebé, sin signos vitales, dejado tirado como un muñeco abollado y roto, “habia un bebé que horas antes habia nacido completamente sano y sin ningun problema de salud”.

La jueza María Cristina Barrionuevo tiene 10 días para determinar su situación procesal de Gonzalez Paduan.

Fuente: Crónicas Fueguinas.