Finalizó la segunda etapa de la obra que mejorará el suministro eléctrico a 600 vecinos

El Gobierno de la Provincia, a través de la Dirección Provincial de Energía, finalizó los trabajos correspondientes a la segunda etapa de la obra que tuvo por objetivo proveer energía eléctrica a 200 usuarios, ubicados en los terrenos del Valle de Andorra.

La ejecución de esta fase contó con un plazo de 45 días corridos y consistió en la ampliación e instalación de nuevas líneas de media y baja tensión, siendo estas últimas alumbrado público. Además se instaló un transformador de 250 KV.

El Presidente de la DPE Juan Carlos Saldivia expresó que “resta concluir con el tercer tramo, el cual se encuentra con un 90% de avance”, destacando que “la ejecución de la obra permite incrementar el desarrollo del sector, mejorando la calidad de vida de las familias”.

Cabe mencionar que las diferentes etapas de la obra se caracterizan por las mismas tareas de trabajo, diferenciándose entre sí por las zonas de labor. Cada una de las etapas beneficiará a 200 usuarios, teniendo en la actualidad 400 nuevos usuarios, quedando como restante 200 familias que están próximas a ser favorecidas.

El monto de inversión fue de $2.589.875, financiados mediante el Programa de Convergencia de Tarifas Eléctricas.