Arcando: “Es esta coerción la que pone en evidencia que hay factores de poder”

El actual legislador y vicegobernador electo Juan Carlos Arcando hizo público su rechazó al accionar de los gremios que “mediante la coerción, pretenden impedir que el parlamento y sus comisiones, traten una propuesta que, independientemente de la calificación que sobre ella se haga, es la expresión natural de representantes del pueblo de la provincia”.

“Dada la trascendencia de la iniciativa que pretende modificar la ley de jubilaciones presentada recientemente por el bloque de legisladores del Frente Para La Victoria y teniendo en cuenta que la misma ha sido bloqueada para su tratamiento, impidiendo con ello que la ley sea debatida en las comisiones pertinentes, es que considero una obligación como firmante del mismo, expresarme en tal sentido, no sin antes advertir que la metodología de obstrucción elegida por algunos sectores, es una grave advertencia de que sectores corporativos aspiran a disciplinar al poder de representación democrática”, indicó Arcando.
“Se trata antes que nada de un proyecto que pretende defender derechos y resolver el sombrío panorama de un sistema jubilatorio que a todas luces exhibe sin ambigüedades la necesidad de profundos cambios. No es posible que en la actualidad los jubilados estén atados al desfinanciamiento del Estado provincial, que atraviesa en la actualidad una etapa que podríamos llamar como fin de ciclo”, evaluó.

El legislador precisó que “la situación del IPAUSS no es producto de un efecto de generación espontánea. Arrastra en sí mismo la historia, por todos conocidos pero muchas veces interesadamente ignorada, del derroche financiero, que no solo ha llevado la situación a que nuestros jubilados no cobren ni en tiempo ni forma, sino además al deterioro de los servicios esenciales del Estado”.

“Nadie puede ignorar que las señales de resquebrajamiento del sistema son cada día más evidentes lo que advierte que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Existen serias dificultades para el cobro del haber jubilatorio y serios problemas para mantener la atención médica de los prestadores privados. Estas señales son sistemáticamente ignoradas”, señaló.

“El proyecto de ley que desde nuestro bloque impulsamos parte del principio de la realidad de la provincia. No se encuentra animado en ninguna otra razón que no sea el principio de solidaridad y es en función de este criterio de racionalidad y solidaridad, que proponemos cambios que resultan imprescindibles para hacer sustentable el sistema”,explicó.

“Propiciamos un debate responsable y asumimos como precepto fundamental la eliminación de privilegios, la adecuación del sistema jubilatorio a las posibilidades ciertas de la provincia, y con ello, devolver previsibilidad para garantizar el derecho constitucional que tienen quienes se encuentran en situación de pasividad y aquellos que con el tiempo se irán acogiendo al beneficio”.

“Sin ánimo de adentrarme en los aspectos puntuales de la ley, a la cual me remito en toda su extensión, señalo con preocupación, que algunos gremios, hayan convocado a medidas de fuerza para impedir el tratamiento de un proyecto, poniendo en evidencia la irreductibilidad de quienes pretenden obturar el debate, como además, mediante la coerción, impedir que el parlamento y sus comisiones, traten una propuesta que, independientemente de la calificación que sobre ella se haga, es la expresión natural de representantes del pueblo de la provincia que han sido elegidos, justamente, para impulsar iniciativas en el marco del derecho”, cuestionó.

“Es esta coerción la que pone en evidencia que hay factores de poder, incluso que no han estado ajeno a la cultura del despilfarro de nuestra provincia, que están dispuestos a utilizar cualquier herramienta para mantener el status quo. A ellos les decimos que el camino mas corto para vulnerar derechos es pretender dejar las cosas como están y seguir transitando por una pendiente inclinada que hoy nos ubica en el peor de los escenarios”, finalizó.