Multa e inhabilitación para el concejal electo Ricardo Garramuño

Es por un hecho ocurrido el 30 de noviembre del año pasado en Ushuaia. Un operativo de tránsito detectó que el concejal electo en los comicios de junio conducía con 2,5 veces más concentración de alcohol en sangre que la permitida. El tribunal lo condenó a pagar una multa de 15.300 pesos y lo inhabilitó durante tres meses para manejar.

El conncejal electo de Ushuaia por el Movimiento Popular Fueguino (MPF) Ricardo Juan Garramuño, fue multado e inhabilitado para conducir vehículos durante tres meses por un fallo del Juzgado Administrativo de Faltas de la ciudad que lo encontró responsable de conducir bajo los efectos del alcohol, confirmaron ayer a EDFM fuentes vinculadas al caso.

Garramuño había sido sorprendido por un operativo de tránsito realizado el domingo 30 de noviembre del año pasado a las 4.45 de la madrugada, en la intersección de las calles Prefectura Naval y Onas.

Los inspectores lo sometieron a un control de alcoholemia que arrojó un grado de concentración de 1,25 gramos por litro de sangre, es decir, 2,5 veces el máximo permitido para manejar.
Las autoridades secuestraron el rodado conducido por el edil electo en los comicios del pasado 28 de junio, y le retuvieron el carnet de conducir.

A su vez, las actuaciones dieron origen a la causa T 184795/2014 del Juzgado de Faltas, en la que el juez interino Walter Aníbal Sosa emitió una sentencia el pasado 27 de julio, y cuyo contenido trascendió en la víspera.

Las fuentes consultadas por este medio señalaron que el hijo del actual senador nacional Jorge Garramuño fue multado con 1700 UFA (Unidad Fija a Aplicar) equivalente a 15.300 pesos.
Además, el dirigente político de 30 años de edad, fue condenado a una inhabilitación de tres meses para conducir todo tipo de vehículos.

La sanción quedó envuelta en un misterio, ya que funcionarios de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad, y también del Juzgado de Faltas, se negaron a referirse al caso y se excusaron de brindar ningún tipo de detalles de lo actuado.

Ricardo Garramuño, que resultó el edil más preferido en los comicios de mitad de año (con 1792 preferencias, por delante de las 1621 que recibió Hugo Romero del Frente para la Victoria) será uno de los siete funcionarios elegidos por la ciudadanía de Ushuaia para decidir, entre otros temas, las normativas vinculadas con el tránsito de la ciudad.

El también reelecto concejal por el Partido Social Patagónico (PSP) Silvio Bocchicchio, protagonizó un incidente similar en la vía pública cuando se desempeña como subsecretario de Cultura en la gestión de la actual gobernadora Fabiana Ríos.

Bocchicchio se negó a realizar un test de alcoholemia y conducía sin registro, según detectó un control de tránsito realizado el 29 de diciembre de 2007 a las 4.45.

Además, la inspectora de tránsito Érica Peñaloza, reveló que el funcionario se identificó verbalmente como “Okikio”, en lugar de con su apellido real que no pudo certificarse en el momento porque tampoco contaba con ninguna otra identificación.

Fuente: El Diario del fin del mundo