Un hombre de Ushuaia fue detenido en Mar del Plata por el femicidio de una joven

Bernardo Luis Baraj (50), oriundo de la ciudad de Ushuaia que se encontraba viviendo, desde este verano, en Mar del Plata, fue detenido acusado de haber cometido un femicidio contra la joven Jordana Belén Rivero (28), en esa ciudad.

Medios marplatenses señalaron que Rivero y el acusado se dirigieron hasta el departamento de la joven, ubicado en la calle Salta, entre Luro y 25 de Mayo, en pleno centro de «La Feliz». Ambos se habían conocido un día anterior en un bingo de la zona céntrica.

Alrededor de las 7 de la mañana, el encuentro tuvo un desenlace fatal y con unas circunstancias que se investigan, ya que la joven cayó desde el séptimo piso; desvanecida, con el maxilar fracturado y escoriaciones en los brazos. El diario La Capital de Mar del Plata, precisó que el cuerpo impactó sobre una losa saliente que sirve de techo a la vereda el ingreso al edificio, que también es una galería comercial.

Los forenses del Cuerpo Médico de la Policía Científica de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, indicaron que la joven había sufrido una hemorragia antes de la caída lo que podría ser producto de una defensa ante el acusado del crimen. Además, los medios señalan que Baraj presentaba rasguños y sangre al momento de ser detenido dijo que Rivero «se puso como loca y se tiró».

Baraj, antes de desembarcar en Mar del Plata, estuvo en Capital Federal donde recibió tratamiento psiquiátrico.

Antecedentes

En diciembre de 2017 Baraj atacó en Ushuaia en una vivienda de Pontón Río Negro entre Beauvoir y Capitán Giachino a una mujer que fue defendida por su hijo adolescente de 15 años, quien armado con un cuchillo, propinó dos puntazos a Baraj en momentos en que se producía una nueva agresión contra su madre. Baraj fue trasladado herido al hospital Regional Ushuaia y luego de recibir las atenciones y curaciones pertinentes, fue dado de alta.