Se presentaron dos oferentes para construir la planta de tratamiento de efluentes cloacales en la Margen Sur

El acto estuvo encabezado por el ministro de Obras y Servicios Públicos, Luís Vázquez; y el presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios, Guillermo Worman. El proyecto oficial contempla un plazo de ejecución de 24 meses y una inversión de 255 millones de pesos. Se presentaron las empresas Cóccaro Construcciones y PROALSA, quienes presentaron presupuestos de poco más de 307 millones y de 313 respectivamente.

Con la participación de dos empresas, se realizó ayer el acto de apertura de sobres de licitación para la construcción de una planta de tratamiento de efluentes cloacales en la Margen Sur de Río Grande, en un acto que contó con la participación del ministro de Obras y Servicios Públicos, Luís Vázquez; y el presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios, Guillermo Worman.

El proyecto oficial, que contempla un plazo de ejecución de 24 meses y un presupuesto de 255 millones de pesos, tuvo como oferentes a las firmas Cóccaro Construcciones y PROALSA, quienes presentaron presupuestos de $ 307.528.105,80 y de $313.597.381,43, respectivamente.

La obra se realizará con fondos del Ministerio del Interior y también, del Tesoro Provincial, “como resultado del trabajo articulado” que viene llevando a cabo el gobierno fueguino con el Ejecutivo nacional.

“Se trata de una obra muy importante para la Provincia” aseveró el titular de la DPOSS, puesto que “va a generar una enorme cantidad de beneficios a las personas que habitan este barrio tan postergado en la ciudad de Río Grande” y habida cuenta que hasta el momento no tiene ningún sistema de tratamiento de efluentes cloacales y eso es un riesgo latente para la salud de los habitantes del lugar”.

Tras señalar que la situación “genera graves daños ambientales” Worman explicó que “la planta (a construir) tiene un reactor bacteriológico que va a descargar su producción ya tratada en las aguas del Atlántico”.

El funcionario agregó que la planta “va a tratar los efluentes cloacales de 30 mil personas”, pero que “está proyectada para ampliarla hasta 45 mil habitantes” porque “tiene que ver con invertir pensando en el largo plazo, para que cuando la Margen Sur tenga 45 mil personas también le dé a esa población una respuesta efectiva”.

Por otro lado, destacó “la generación de puestos de trabajo que tendrá esta obra, puesto que va a contratar de 70 personas durante más de dos años”, además de que “implica llevar infraestructura básica a un sector donde el Estado prácticamente no ha tenido presencia en los últimos años”.
En ese marco señaló que “en los últimos 18 meses, el Gobierno ha priorizado esta zona, no sólo con esta planta de tratamiento de efluentes cloacales sino también con el tendido de redes de gas, infraestructura deportiva y educativa, porque hay una decisión de fortalecer integralmente a este sector”.

El ministro Vázquez coincidió con Worman en que se trata de “una obra muy importante para la comunidad de Tierra del Fuego, y fundamentalmente para la margen sur de Río Grande” y destacó “el muy buen trabajo” realizado por el personal técnico de la DPOSS, situación “que nos deja muy satisfechos y esperamos que a partir de ahora se acorten todos los tiempos para poner a esta obra en marcha”.